Katy Perry le declaró la guerra a Madonna

Katy Perry siempre se ha mostrado muy abierta a la hora de hablar sobre su infancia en el seno de una familia muy religiosa, aunque ello conlleve reconocer que en su día participó en boicots y protestas contra otros artistas.

Katy Perry le declaró la guerra a MadonnaEn mi familia, sabíamos de la existencia de Madonna y de Marilyn Manson porque íbamos a sus conciertos a boicotearlos”, explica la intérprete acerca de su educación cristiana en una entrevista a la revista Vogue. “En mi casa íbamos a la iglesia los domingos por la mañana, los domingos por la noche, los miércoles… No se celebraba Halloween y los regalos de Navidad te los traía Jesús (no Papá Noel). Esa fue toda mi infancia, mi adolescencia y primeros años de juventud… A día de hoy todavía sigo desprendiéndome de capas resultado de cómo me condicionaron en aquella etapa”.
Sin embargo, la percepción de la intérprete sobre el mundo de la música y sus figuras más controvertidas cambió radicalmente cuando, con 15 años, descubrió por primera vez la música de Queen y se sintió identificada con ella.
“Nunca antes había escuchado una explicación tan imaginativa de cómo vivir la vida. Esa fue mi primera toma de contacto con ese mundo, y me encantó. Me sentí libre y aceptada”, recuerda.
A pesar de ser consciente de que creció “en una burbuja dentro de una burbuja”, hasta el punto de que se le impedía o no interactuar con los demás en función de su orientación sexual, la estrella del pop considera que su curiosidad innata ha contribuido a compensar su falta de exposición al mundo.
“En la escuela, la educación no era la prioridad. Mi verdadera educación comenzó a los 20 años, y aún me queda mucho por aprender. No se me permitía hablar con personas gays y había cierto componente de racismo. Pero yo nací haciendo preguntas, haciendo preguntas sobre todo desde el primer momento, y estoy muy agradecida de ser así. Mi curiosidad me ha traído hasta aquí. Si no entiendo algo, pregunto acerca de ello”.
Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *